¿Cómo ayudar a una víctima de violencia sexual?


Tras las recientes denuncias en redes sociales, la psicóloga venezolana Mercedes Romero ofrece consejos para ayudar a una persona que sufrió de abuso sexual


120 millones de niñas han tenido algún tipo de contacto sexual contra su voluntad antes de cumplir los 20 años en el mundo según la Organización Mundial de la Salud. Su informe 2020 afirma que las personas que sufrieron de abusos sexuales tienen 14 veces más posibilidades de reproducirlas con sus parejas en el futuro y 16 veces más de ser víctimas de violencia sexual nuevamente.

En los últimos años las redes sociales se han vuelto vitrina de las denuncias de abuso sexual. En Twitter puedes leer testimonios dolorosos desde cuentas anónimas y reales. Es importante aclarar que el término estupro está en desuso debido a que este pone la relevancia en que la persona víctima no puede dar su consentimiento a la relación sexual porque no tiene las capacidades para hacerlo.

Los expertos señalan que lo correcto es referirse al término abuso sexual, que es distinto a la violación. El abuso sexual se refiere directamente a las víctimas menores de edad porque existe una disparidad de poder y edad, aunque muchas víctimas si tienen la capacidad de dar el consetimiento a la relación sexual.

Si algún amigo o conocido es víctima de abuso sexual, debes creerle. Según la psicóloga venezolana Mercedes Romero, normalmente las personas no denuncian porque sus familiares no les creen. “En mi experiencia, 90% de los casos, las personas alrededor de la víctima suelen no creerle. Hablo de familiares y amigos, así que lo primero es confiar en el testimonio de la persona”

Lo segundo es validar las emociones de la persona. Ante una situación difícil o complicada, es importante conocer las emociones de las personas y acompañar a la víctima, usar frases de empatía como: “entiendo que te sientas mal”. Los amigos y familiares son claves para escuchar al afectado. “Si alguien llora lo peor que le puedes decir es que no lo haga o que no pasa nada. Está pasando algo serio y hay que hablarlo”, afirma Romero.

La culpa nunca es de la víctima
Los afectados suelen sentir culpa por la ropa que usaron, por el lugar que visitaron o por no haber visto las señales de alerta. La psicóloga venezolana destaca que hay que recordarle a la persona que no fue su responsabilidad. “La culpa reside en el abusador y hasta en la sociedad que valida o avala este tipo de situaciones. Ayuda a tu amigo haciéndole saber que es una víctima de la situación”.

La empatía es clave. Escuchar a la víctima, desde una escucha activa, comprender su situación y brindar toda la ayuda posible. Romero agrega que si la persona tuvo la confianza de contar su experiencia dolorosa, lo mejor que puedes hacer es apoyarlo y agradecerle la confianza. “Es un proceso duro y es importante que la víctima se sienta acompañada”.

También debes investigar las opciones legales y de salud mental a las que puede acudir la víctima de acuerdo con el lugar de residencia. Los profesionales y las instituciones podrán ofrecer las herramientas necesarias para superar la situación y conseguir justicia. 



Por Luza Medina González
@JemLuza



Sello Cultural 2021. Todos los derechos reservados.