Cuando estudias en una academia de barman, hace falta una materia llamada psicología

La barra es el perfecto diván para aquellos que buscan desahogarse o desconectarse por un momento de sus agitadas vidas. Y qué mejor que recibirlos con una gran sonrisa y una carta de cócteles que simula ser una biblia de refrescantes desahogos.

Cada noche hay una historia distinta que escuchar y la política siempre está a la carta del día, más cuando escuchan tu acento y saben que eres de Venezuela – ya no dicen ah el país de las telenovelas o las mujeres bellas; aunque esta última suele mantenerse- ahora la expresión es, ¡ah Chávez! Vaya que el hombre lo supo hacer.

Pero en fin, cuando eres bartender te toca saber de todo un poco porque no sabes que busca cada cliente que decide visitar la barra esa noche. Tal vez solo busque conversar o quizás quiera embriagarse en su soledad, lo cierto es que esta carrera de vida me ha permitido conocer gente de muchos países y absorber de su cultura, lo cual es algo genial porque te hace una persona de mundo culturalmente hablando.

Aunque detrás de barra no todo sea color rosa, si hay algo que debo rescatar de este oficio es que la barra se vuelve la de las mil historias con cada personaje que llegas a conocer. Y confieso me encanta conocer la historia de la gente, creo que es la perfecta fusión entre mi carrera y mi pasión.

En una ocasión lo que empezó con la recomendación de un Margarita (cóctel a base tequila) se convirtió en un debate político sobre “El socialismo en Latinoamérica”. Y la verdad, poder entablar este tipo de temas y sentirte de pronto en la redacción de un periódico, cambiando los escenarios lógicamente, te llena de energía porque cuando eres periodista siempre buscas una historia que contar. Pero cuando eres bartender también buscas una historia que escuchar.

No sé cuándo volveré a una redacción, quizás no sea pronto, quizás el destino sea seguir visitando más barras por el mundo. Tal vez el cambio sea ese ahora en este capítulo de vida, pero sabré aprovecharlo porque cada noche hay una refrescante historia que escuchar.



Por @keylemus.
Lo digital es cultura. Todos tenemos un sello que mostrar.
@SelloCultural

Sello Cultural 2021. Todos los derechos reservados.